Método de virtualización revolucionario

No se necesita un software de virtualización complementario

La ventaja de la solución de virtualización KVM radica en el hecho de que se compila en el sistema operativo del servidor host, eliminando la necesidad de cualquier nivel de virtualización adicional. En breve, digamos que no se necesita un programa de software extra que se sitúe entre el servidor host y las máquinas virtuales creadas. De esta manera la capa de virtualización deja de ser el punto único de error. Todo ello da como resultado la disponibilidad de KVM VPS de desempeño mucho más alto y estabilidad considerablemente mejor si se comparan con los demás modelos tecnológicos de Servidores Privados Virtuales.
Método de virtualización revolucionario

Acceso rápido a los recursos del servidor reservados

Disponibilidad de los recursos del servidor dedicados únicamente para usted

El método de virtualización avanzado que se asumió para llegar a crear los Servidores Privados Virtuales KVM permite que utilicen de la mejor manera posible los recursos del servidor a disposición. La solución KVM se elabora en el interior del sistema operacional del servidor físico dando lugar a una comunicación directa con el host físico lo que elimina el momento de pasar cada una de las solicitudes por la capa de virtualización. Esta redundancia en la comunicación reducida favorece un desempeño mucho más eficiente del VPS.
Acceso rápido a los recursos del servidor reservados

Un control absoluto sobre el sistema operativo

Plena libertad de cargar el sistema operacional que le guste

Una de las limitaciones de los VPS, si se les compara con los servidores reservados, suele ser el sistema operativo en sí – normalmente no es posible instalar un sistema operativo que no forme parte de la lista de SOs que hay en la infraestructura del proveedor. Teniendo a mano un Servidor Privado Virtual KVM, a cambio, ya tiene la oportunidad – realmente cargar un sistema operativo cualquier que sea compatible con las especificaciones del servidor y el hardware del servidor principal. Un hecho real como parte del algoritmo específico de la virtualización KVM. KVM se integra directamente en el SO del servidor, con lo que queda garantizada la comunicación directa de las máquinas virtuales con el servidor físico, descartando la necesidad de facilitar más un nivel de comunicación, que forma parte de varias soluciones de virtualización alternativas.
Un control absoluto sobre el sistema operativo
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL